Auto Talleres Vicente

Cambio de líquido refrigerante

La vida útil de un motor depende mucho de los cuidados y del mantenimiento progresivo. En caso de no aplicarlos, la integridad del mismo puede verse comprometida durante su uso.

Uno de los principales hábitos de mantenimiento del motor es cambiar el líquido refrigerante del coche (también conocido como anticongelante), ahora bien, ¿qué lo hace tan importante para cuidar la vida del motor? Esta sustancia tiene como función principal regular y estabilizar las altas temperaturas del motor, de manera que se mantenga en los 90 ºC y no se sobrecaliente. Además, también se encarga de mantener una temperatura constante cuando el coche está expuesto a temperaturas muy bajas, es decir, actúa como un anticongelante y mantiene la temperatura para que todas las piezas trabajen eficazmente. Por otro lado, es imprescindible para prevenir la corrosión y la aparición de costras.

 

¿Cada cuánto tiempo se debe cambiar el líquido anticongelante de coche?

El tiempo de cambio depende de distintas condiciones: del tipo de refrigerante, del sistema del coche y del desgaste por uso.

En el mercado podemos encontrar dos tipos: orgánico e inorgánico. También podemos identificarlos por colores. Cada color designa la concentración y la resistencia a la temperatura.

  • Los inorgánicos (de color verde) son aquellos fabricados a partir de glicol y su tiempo de vencimiento es de dos años.
  • Los orgánicos (de color rosa) no contienen silicatos y su composición es biodegradable, el tiempo de vencimiento puede llegar a ser de ocho años.
  • Los híbridos (de color azul) reúnen las características de los dos anteriores.

Con respecto al tiempo de uso, hay que tener en cuenta el kilometraje del coche. Si usas un refrigerante inorgánico, el cambio debe hacerse a los 40 000 kilómetros. Si por el contrario es orgánico, el cambio se debe hacer a los 80 000 kilómetros.

 

¿Qué pasa si no se hace el cambio de refrigerante?

Este líquido, además, de actuar como regulador de la temperatura, también actúa como lubricante y ayuda a prevenir la corrosión de la piezas por el efecto de la fricción. Cuando el refrigerante se vence o pierde sus cualidades, se corre el riesgo de causar graves daños al motor.

La principal consecuencia de no hacer el cambio a tiempo es el sobrecalentamiento, provocando averías en la cámara de combustión o, en el peor de los casos, quemando los circuitos del motor. Si el coche se encuentra en temperaturas bajas, la falta de líquido lubricante puede provocar un bloqueo en el motor.

Aunado a las consecuencias anteriores, el riesgo de desgaste y oxidación de las piezas es mayor.

Las averías causadas por la falta de refrigerante pueden salirte muy caras, por lo que más vale hacer revisiones periódicas en tu taller de confianza. Lo más recomendable es acudir a un experto en cambio de liquido anticongelante de coches en Valencia, que identifique las necesidades de tu vehículo y haga un seguimiento particular especializado.

¿Quieres saber más?
Contacta con nosotros

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. Ver política de cookies
El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies